¿Qué hay de cierto en la APP que rastrea el COVID19 en Android?

Una de las noticias del momento está relacionada con la necesidad de contención de brotes o rebrotes y, en este caso, la tecnología puede ser la gran aliada de las autoridades sanitarias.

Desde que comenzara la crisis en marzo, han sido muchas las líneas escritas acerca de aplicaciones que los dispositivos tanto Android como con sistema IOs podían poner en marcha para ser rastreadores de Covid19 en zonas, usuarios, etc.

Incluso se llegó a hablar de que se instalaría en los teléfonos sin previo aviso y sin necesidad de consentimiento de los usuarios de estos sistemas telefónicos. Pero nada más lejos de la realidad.

“La primera versión pública de la herramienta estará disponible de manera oficial desde principios de junio para los desarrolladores de aplicaciones después de la fase de pruebas de las últimas semanas”. Estas han sido las declaraciones de los responsables del proyecto que busca ser el aliado de las autoridades.

Canarias está siendo la Comunidad Autónoma piloto para que esta aplicación funcione de forma anónima y, sobre todo, con el consentimiento de los usuarios en contra de lo que se publicaba previamente que hablaba de aplicaciones que se instalarían sin ni siquiera avisar.

Una de las principales claves para que la polémica no haya llegado a mayores pasa porque será una app que no utilizará ni los datos personales de los dueños de los terminales ni tampoco la geolocalización.

Según explican expertos en desarrollos telefónicos “en realidad se busca testar si de verdad podría ser un método fiable para alertar de un brote en un momento concreto. Tanto es así que hay ya 22 países interesados en trabajar sobre la API por la ayuda sanitaria que podría brindar a nivel información”.

En realidad lo que va a buscar es alertar a través de mensajes, al principio, a la población que así lo quiera, a saber si se ha visto expuesto o no a una situación donde las posibilidades de contagio hayan podido ser mayores a las deseadas. De esta forma, la prevención jugará un papel clave en la sociedad misma.

La respuesta es fácil: hasta que el usuario no se descargue una APP que venga de algún organismo oficial que haya incorporado a sus desarrollos la API, no hay opción a pensar que el teléfono pudiera estar monitorizado.

Deja un comentario